La enfermedad del borde del párpado

La enfermedad del borde del párpado es una inflamación común y persistente localizada en los párpados. Sus síntomas incluyen:

Esta condición ocurre con frecuencia entre gente con tendencia a tener la piel grasosa, caspa o resequedad en los ojos.

Cuando hay blefaritis, los párpados superiores e inferiores se cubren de particulas grasosas y bacteria en la base de las pestañas. Esto puede causar irritación, comezón, enrojecimiento, y picazón o ardor en los ojos.

¿Qué causa la blefaritis?

Todas las personas tienen bacteria sobre la piel, pero en algunos casos, la bacteria crece y prospera sobre la piel de la base de las pestañas. Una gran cantidad de esta bacteria puede formar escamas y partículas casposas que se forman a lo largo de las pestañas y el borde del párpado.

La blefaritis es también asociada con la meibomitis, que es la inflamación y mal funcionamiento de glándulas sebáceas cercanas al párpado, llamadas glándulas meibomianas.

¿Cómo es tratada la blefaritis?

La blefaritis es, a menudo, una condición crónica, pero puede ser controlada con los siguientes tratamientos:

Compresas de agua tibia. Remoje un pañuelo limpio en agua tibia, exprímalo, y colóquelo sobre los párpados por lo menos por cinco (5) minutos. Repita dos o tres veces, remojando de nuevo el pañuelo cuando se enfríe. Esto ayuda a que las escamas y desechos alrededor de las pestañas se aflojen. También ayuda a diluir secreciones de grasa de las glándulas cercanas a los párpados, previniendo el desarrollo del chalazión, que es un quiste causado por la acumulación de secreciones grasosas en el párpado.

Fricción del párpado. Utilizando un pañuelo limpio, un copo de algodón o un limpión comercial libre de pelusa remojado en agua tibia, refriegue gentilmente la base de las pestañas por unos 15 segundos en cada párpado.

Ungüento antibiótico. Su oftalmólogo puede prescribirle un ungüento antibiótico. Utilizando la punta de un dedo limpio o un copo de algodón, aplique gentilmente una pequeña cantidad en la base de las pestañas, antes de acostarse.

Gotas (lágrimas) artificiales, o gotas de esteroides también pueden ser prescritas para aliviar temporalmente la inflamación o la resequedad de los ojos.

Buena higiene. Debido a que la blefaritis puede ser un problema persistente, usted debe practicar una buena higiene de los párpados para prevenir que se repita. Además de una cuidadosa limpieza de sus pestañas, el lavado de su cabello, cuero cabelludo y cejas con un champú antibacterial puede ayudar a controlar la blefaritis.

Derechos Reservados © 2002 Academia Americana de Oftalmología

[ Arriba ]

[ Volver a Vision Care ]
Copyright © Daher Vision 2004 | Web Design & Web Hosting by Idatica